Ópera

Fausto de Gounod

Alejo Pérez (director musical), Reinhard von der Thannen (puesta en escena) – Con Piotr Beczala (Faust), Ildar Abdrazakov (Méphistophélès)...

En Vivo
Algunas partes de este programa no están disponibles en este momento
Con el apoyo de
Casting Sobre el programa Compositores y obras Más información

Casting

Reinhard von der Thannen — Director de escena, escenógrafo y vestuarista

Birgit von der Thannen — Dramaturgo

Franck Evin — Iluminador

Giorgio Madia — Coreógrafo

Piotr Beczała — Faust

Ildar Abdrazakov — Méphistophélès

Maria Agresta — Marguerite

Alexey Markov — Valentin

Tara Erraught — Siébel

Marie-Ange Todorovitch — Marthe

Members of the Angelika Prokopp Sommerakademie of the Vienna Philharmonic

Philharmonia Chor Wien

Walter Zeh — Director de coro

Orquesta Filarmónica de Viena

Alejo Pérez — Director

Sobre el programa...

En 2016, el Festival de Salzburgo presenta una de las obras maestras de Charles Gounod: Fausto. Esta producción, con puesta en escena de Reinhard von der Thannen está dirigida por Alejo Pérez, con Piotr Beczala en el rol titular.

Faust es una ópera en cinco actos con libreto de Jules Barbier y Michel Carré. Escrita a partir de la obra inmortal de Goethe, esta a su vez inspirada por una leyenda alemana que cuenta la historia de un hombre que vende su alma al diablo a cambio de conocimiento y poder, la ópera de Gounod narra el reencuentro entre Faust y Marguerite, desde una perspectiva mucho más romanticista.

Después de haber sido rechazada por la Ópera de París, Fausto se estrenaría en el Théâtre Lyrique de París, el 19 de marzo de 1859.

El argumento:

Faust, un viejo filósofo, invoca al diablo para que lo ayude a suicidarse. Méphistophélès aparece y le concede salud, juventud y poder a cambio de su alma, transformándolo en un joven al momento inmediato de la firma del contrato. Con la ayuda de Méphistophélès, el filósofo seduce a la bella y tímida Marguerite, quien queda embarazada, para luego abandonarla. Preso del remordimiento, Faust escapa del diablo para buscar a su amada. Méphistophélès los encuentra y amenaza con llevárselos a los dos; Marguerite se rehúsa y suplica a los ángeles que la salven. Cuando Faust se pone a rezar, el alma de Marguerite se eleva al Paraíso.

Fotografía: © Monika Rittershaus

Obras y compositores

Más información